zondag 9 juli 2017

Colombia kampt met hoog percentage ontbossing

Ontbossing nam in 2015 toe van 306.477 hectare tot 441.322 hectare in 2016

(Bron foto: EFE)
'In Colombia verdwijnt elk uur 20,6 hectare natuurlijk bos'


Het Amazonegebied, het hoogland en de kustgebieden van Colombia hebben de hoogste ontbossingsgraad van het land. Illegale plant van gewassen, mijnbouw, een gebrek aan staatsregulering en amper milieubescherming dragen bij tot de toename van ontbossing in Colombia, dat in 2016 44 procent is gestegen. Ontbossing in het Zuid-Amerikaanse land nam in 2015 toe van 306.477 hectare tot 441.322 hectare in 2016, aldus Semana Sostenible (zie onderaan), zo bericht TeleSUR zaterdag 8 juli 2017.

De doelstelling van de Colombiaanse regering is om de omvang van ontbost gebied in het land te verminderen tot 123.552 hectare in 2020 - een doel dat steeds moeilijker kan worden bereikt.

Omar Franco, die het Bos- en Koolstofmonitoringssysteem van het Instituut voor Hydrologie, Meteorologie en Milieuwetenschappen, of Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales), vertegenwoordigt, noemde het ontbossingspercentage een 'zorgvuldig cijfer' tijdens een persconferentie in Colombia. Onder de belangrijkste oorzaken van ontbossing zijn de ruiming van land voor illegale gewassen, 22 procent van de gevallen, infrastructuurontwikkeling 10 procent, bosbranden 8 procent, veehouderij 8 procent en mijnbouw 7 procent, volgens Semana Sostenible.

'In Colombia verdwijnt elk uur 20,6 hectare natuurlijk bos', zei Franco. 'De controle op ontbossing is niet alleen van het milieusysteem, het is integraal voor de staat. Het is ook een onderdeel van de inzet van de burgers.'

'We hebben het beleid van het land nodig om samenhangend te zijn. Ze kunnen ons niet vragen om te beschermen, maar aan de andere kant hebben wij veel verzoeken om exploratie en exploitatie van natuurlijke hulpbronnen', zei minister van milieu Luis Gilberto Murillo

In percentages zijn de meest getroffen regio's de Amazone, de hooglanden, de kust aan de Stille Oceaan en de Caribische kust. Hij zei ook, dat een gebrek aan financiering, juridisch kader en institutionele coördinatie het niveau van ontbossing verhoogt.

Murillo zei, dat om het probleem te confronteren, de overheid de creatie en bescherming van nieuwe bosgebieden, inheemse reservaten , boerengebieden en gemeenteraden zal versterken. Zij zijn ook van plan om het aantal en afmetingen van beschermde gebieden van het land uit te breiden.



(Red. De Surinaamse Krant/Twitter/TeleSUR)


http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/deforestacion-en-colombia-2016-la-perdida-mas-grande-de-los-ultimos-25-anos/38156




La cifra la dio a conocer el director del Ideam, Ómar Franco, durante el evento de presentación de la Estrategia de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques en Colombia. Franco reveló que la deforestación en el país pasó de 124.035 hectáreas en 2015 a 178.597 hectáreas en 2016, es decir, un aumento del 44%. Lo anterior es preocupante ya que la meta nacional para 2020 es llegar a 50.000 hectáreas deforestadas y solo quedan tres años para lograrlo.
Según el informe del Ideam retomado por el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, las principales causas del descalabro forestal obedecen al acaparamiento de tierras (45%), cultivos ilícitos (22%), infraestructura (10%), incendios forestales (8%), ganadería extensiva (8%) y minería (7%). “Necesitamos que la política del país sea coherente. No nos pueden pedir conservar, pero por el otro lado que estemos llenos de solicitudes de exploración y explotación de recursos naturales”, puntualizó Murillo.
Los departamentos más afectados por la deforestación son, en orden: Caquetá, Chocó, Meta, Antioquia, Norte de Santander Guaviare y Putumayo. El nororiente de Antioquia es la zona más vulnerable de la Región Andina, donde una persona decide sobre 126 hectáreas, al tener en cuenta la cantidad de población y la extensión territorial de la región. Allí, el 61% de la tierra se dedica a usos no forestales, principalmente minería ilegal.
Lo más grave de lo anunciado por Murillo y Franco es que la deforestación entre 2015 y 2016 aumentó en todas las regiones del país.
Región Amazonia
Sigue siendo la región con mayor superficie deforestada, pasando de 56.952 hectáreas perdidas en 2015 a 70.074 hectáreas perdidas en 2016. Concentra el 39% de la deforestación en Colombia.
Región Andina
Es la segunda región más deforestada del país. Pasó de 29.263 hectáreas perdidas en 2015 a 45.606 hectáreas perdidas en 2016. Acumula el 26% de la deforestación en Colombia (el año pasado su participación era de 24%).
Región Pacífico
Pasó de 12.206 hectáreas perdidas en 2015 a 29.009 hectáreas perdidas en 2016. Fue la región que más incrementó su participación en la deforestación total en Colombia (de 10% en 2015, se llegó a 16% en 2016). 
Región Caribe
El 1,5% de todo su bosque se deforestó en 2016. Concentra el 14% de la deforestación total en Colombia y pasó de 16.742 hectáreas perdidas en 2015 a 24.509 hectáreas perdidas en 2016. Los principales focos se encuentran en Urabá, Serranía de San Lucas, Paramillo y los Montes de María.
Región Orinoquia
Esta región concentra el 5% de la deforestación en Colombia. Lás áreas perdidas pasaron de 9.132 en 2015 a 9.398 en 2016.
Murillo durante su intervención aseguró que “el control de la deforestación no es asunto solo del Sistema Nacional Ambiental sino un compromiso del Estado y la ciudadanía” y añadió que es irrisorio que las Corporaciones Autónomas que ejercen control en las zonas donde se vive con más intensidad el flagelo de la deforestación, sean las que cuentan con menos recursos.
Asimismo, destacó que la falta de financiamiento, la falta de un marco legal, la falta de coordinación institucional, las presiones ambientales del posconflicto y la debilidad de gestión forestal a nivel nacional y regional; facilitan el aumento de la deforestación en el país.
Para mitigar la problemática se reforzará la creación de reservas forestales, resguardos indígenas, consejos comunitarios y las reservas campesinas; todas figuras de protección especial. Al mismo tiempo que se planea ampliar zonas protegidas como el Parque Nacional Natural Chiribiquete.
El ministro Murillo anunció cinco líneas de acción que hacen parte de la estrategia de control a la deforestación:
1. Cambio de paradigmas sobre el significado y valor de los bosques: esto incluye trabajar en un modelo de forestería comunitaria, en el tema de gobernanza forestal y la implementación de 50 proyectos de Bosques de Paz.
2. Transformación de la economía forestal para el cierre de la frontera agropecuaria: Implementación de 18 proyectos productivos sostenibles en la Amazonia y apoyo a 9 proyectos Bioredd+ en el Pacífico.
3. Ordenamiento territorial y determinantes ambientales: Minería, Transporte e incidencia de los entes territoriales (departamentos y municipios).
4. Monitoreo y control permanente: Refuerzo del Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono, reporte de alerta temprana trimestral y publicación de cifra anual junio 2017 y el Protocolo Deforestación (Adopción de la Mesa de Control Ambiental y de las 8 burbujas contra la deforestación establecidas).
5. Creación de herramientas legales, financieras e institucionales: Fortalecer capacidades, Gira a Guatemala por parte de 6 entidades y 10 comunidades. 
CIFRAS
  • 6 departamentos concentran el 67% de la deforestación nacional (Caquetá, Chocó, Meta, Antioquia, Norte de Santander Guaviare y Putumayo).
  • El 73% de la deforestación se concentra en la jurisdicción de 6 Corporaciones Autónomas Regionales (CAR).
  • 6% de la deforestación nacional ocurre en el Sistema de Parques Nacionales Naturales.
  • 6 áreas protegidas críticas por sus niveles de deforestación: Catatumbo-Bari, Sierra de La Macarena, Tinigua, Paramillo, La Paya y Puinawai.
  • En 2016, 732 municipios colombianos registraron por lo menos 1 hectárea deforestada.
  • El 70% de la deforestación se concentra en 23 municipios.
  • En 2016 se identificaron 51 polígonos de deforestación con áreas mayores a 100 hectáreas.
  • Colombia pasó de 64.417.000 hectáreas de bosque en 1990 a 58.501.700 en 2015. Una pérdida de 5.915.300 hectáreas en 25 años.

0 comments:

Een reactie plaatsen